Skip Navigation

Prensa diaria , 2019-02-28, 09:30 AM

thyssenkrupp Elevator estrena en Francia su sistema de mantenimiento predicitivo en la compañía eléctrica EDF

• MAX es el primer sistema del mundo de mantenimiento predictivo en ascensores.

• La puesta en marcha del sistema MAX, basado en el Internet de las Cosas, en la sede de la compañía eléctrica EDF en la primavera de 2019 será la primera vez que se aplique en Francia.

• thyssenkrupp Elevator se encargará del mantenimiento de 585 ascensores y 1.545 puertas automáticas para EDF en toda Francia.

thyssenkrupp Elevator ha llegado a un acuerdo con la distribuidora energética francesa EDF por el que la compañía de movilidad urbana instalará su sistema de mantenimiento predictivo de ascensores, MAX, en los 17 elevadores de la sede de EDF en París. Este será el primer despliegue del servicio MAX en Francia, que se sumará a una red de más 125.000 ascensores conectados en España, Estados Unidos, Alemania, Corea del Sur y Brasil. Asimismo, thyssenkrupp Elevator se encargará del mantenimiento de 585 ascensores, así como 1.545 puertas automáticas de todas las instalaciones de EDF en el país.

“MAX acelera la digitalización a la vez que hace frente a los problemas a los que se enfrenta el movimiento de personas en los edificios y que crea valor añadido para nuestros clientes. Hoy en día ya está integrado en algunos de los edificios más emblemáticos del mundo, como el One World Trade Center en Nueva York, y a partir de ahora, también en la sede de EDF en París”, asegura Peter Walker, CEO de thyssenkrupp Elevator. “El mantenimiento con MAX significa ser capaces de predecir los fallos del ascensor antes de que éstos ocurran. En una ciudad conectada con MAX, los ascensores funcionarán con mayor consistencia, ofreciendo una disponibilidad adicional y maximizando los beneficios para usuarios, propietarios y operarios de ascensores”.

MAX, basado en la plataforma en la nube de Microsoft, Azure, supone una revolución en el mantenimiento de los ascensores en todo el mundo, al tratarse de la primera solución predictiva en tiempo real basada en la nube capaz de reducir el tiempo de inactividad hasta en un 50 por ciento. Este resultado generará un gran impacto en los desplazamientos de las personas que se encuentran en entornos urbanos modernos.

Con MAX, las funciones de los ascensores se encuentran monitorizadas en todo momento. Los datos son recogidos en tiempo real por los sensores localizados en los ascensores y se envían a la plataforma de Azure para ser analizados a través de algoritmos por un sistema con capacidad de aprendizaje gracias a la Inteligencia Artificial. Gracias a ello, los usuarios y propietarios del ascensor son capaces de conocer a través del sistema qué componentes técnicos necesitan ser reparados o reemplazados antes de que se produzca ninguna incidencia.

La solución MAX ha sido desarrollada conjuntamente por los equipos de thyssenkrupp y Microsoft, seguido de una colaboración con Vodafone para la infraestructura digital.